IT Recruitment

¿Es la Inteligencia Artificial el futuro del reclutamiento?

Para agilizar el proceso de selección y hacerlo más eficiente, los negocios implementan, cada vez más, tecnologías de inteligencia artificial (IA). En una o todas las etapas de reclutamiento. 

Atraer y mantener trabajadores con talento se ha convertido en un reto para las empresas que tienen como objetivo mantener una ventaja competitiva. Y la elección de personal tiene un papel esencial para conseguirlo.

Esta herramienta tecnológica se ha convertido en el mejor aliado para impulsar talento y establecer mejores estrategias para la retención de talento en la empresa. 

Inteligencia Artificial en la selección de personal

Pero, ¿puede igualar o superar las capacidades de evaluación de los seres humanos? En Talent Hackers te contamos todas las claves sobre la inteligencia artificial aplicada a la selección de personal. Desde sus diferencias con el método tradicional como sus pros y contras.

Diferencias entre el sistema tradicional y aplicando inteligencia artificial en el reclutamiento

La inteligencia artificial se aplica en los negocios de diversos sectores gracias a todas sus ventajas. En los últimos años, el uso de la IA ha incrementado en los procesos de selección. Pero ¿en qué se diferencia del sistema tradicional de contratación?

Entre las características del sistema tradicional destaca el perfíl del reclutador. Es decir, la persona encargada de encontrar candidatos adecuados para la empresa, que utiliza su experiencia e intuición en captar y retener el talento. 

Para esto utiliza medios tradicionales. Como anuncios en periódicos o portales de empleo. Pero es necesaria una gran inversión y un gran tiempo de espera hasta que los anuncios son respondidos. Tras esta primera fase, es necesario realizar una revisión de los CV y descartar a los candidatos que no cumplen el perfil.

Después, el reclutador tiene numerosas entrevistas para filtrar a los candidatos que cumplen con los requisitos mínimos del puesto. Esto requiere de una coordinación con los postulantes y disponer de unas instalaciones adecuadas para realizar todas las pruebas.

Por otro lado, al aplicar la inteligencia artificial en el reclutamiento, se automatizan las tareas del sistema tradicional que requieren más tiempo y dinero. Por ejemplo, la revisión de los perfiles y el CV, la coordinación de entrevistas de trabajo y evaluaciones, entre otras.

La IA agiliza los procesos de solicitud al diseñar formularios concisos. Además, al mantener una base de datos de los solicitantes anteriores, esta tecnología puede analizarlos para identificar aquellos que puedan ser adecuados en vacantes futuras. 

Se caracteriza por el uso de chatbots y aplicaciones en remoto. Esto proporciona a los candidatos estar en continuo contacto e informarse sobre el proceso.

¿Qué supone usar la inteligencia artificial en el reclutamiento?

La IA ha revolucionado el método tradicional de reclutamiento. Comprender los conceptos básicos de qué es la IA puede ayudar a entender la razón. La ventaja es que existen numerosos libros sobre inteligencia artificial que muestran cómo funciona esta herramienta.

En pocas palabras, esta tecnología permite a los profesionales analizar grandes cantidades de datos y tomar las mejores decisiones basándose en ellos. Además, ayuda a realizar una publicación de la oferta mejorada. Ya que facilita conectarse con el talento adecuado, examina los perfiles profesionales y preselecciona a los candidatos que mejor se adaptan.

Por lo tanto, usar la IA en el reclutamiento supone que este sea más sencillo y rápido.

¿Por qué utilizar la Inteligencia Artificial en el reclutamiento?

Encontrar, conectar con las personas y retener el talento de los empleados en la empresa es un proceso complicado. Todo eso sin mencionar el elevado coste que supone contratar a la persona equivocada. 

Por ello, en la actualidad los reclutadores cuentan con la ayuda de la IA. Al eliminar las tareas repetitivas y que suponen una gran inversión de tiempo, pueden dedicar su jornada a otros aspectos importantes. Por ejemplo, fortalecer las relaciones con los candidatos de alto nivel.

Además de este ahorro de tiempo en el proceso, utilizar la IA en los diferentes niveles de reclutamiento, puede: ayudar a atraer los candidatos adecuados, realizar las preguntas correctas y tomar mejores decisiones sobre quién se adaptará mejor a los puestos vacantes.

Calidad en la contratación

Una de las razones principales para implementar la IA en el proceso de contratación es que puede provocar un aumento en la calidad general de toda la selección. 

En la primera fase del proceso, la IA puede ayudar a realizar descripciones de trabajo claras que permitan explicar a la perfección qué es lo que está buscando la empresa en los solicitantes. Al detallar esta información con precisión, los candidatos que postulen se ajustarán más a las necesidades y menos que los que estén sobre o subcualificados para el puesto. 

Y no solo supone una mejor calidad para la empresa, sino que también ayuda a brindar una experiencia positiva a los candidatos.

Contrataciones más diversas e inclusivas

Restringir los pensamientos, ideologías y pensamientos de los reclutadores es prácticamente imposible, y estas interfieren en la toma de decisiones que provoca, en mayor o menor medida, un sesgo personal al seleccionar candidatos en el proceso de selección. 

Aunque las empresas cada vez son más inclusivas, la IA puede ayudar a prevenir estos sesgos humanos, puesto que no son nada discriminatorios ni por género, etnia o cultura. 

De este modo, es posible promover contrataciones más inclusivas, evitando el sesgo inconsciente que, en ocasiones, puede colarse en el proceso de selección tradicional.

La evolución de los recursos humanos se llama IA

La historia de los recursos humanos es extensa y ha ido evolucionando y adaptándose a la situación de cada etapa. Comenzó en la Revolución Industrial debido a que la producción en cadena generó una gran insatisfacción entre los trabajadores.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XX cuándo el término RR.HH se popularizó y las empresas empezaron a darle importancia a sus empleados, creando las primeras oficinas orientadas a la gestión de trabajadores, aunque solo estaban centradas a acciones disciplinarias. En la década de los 70 ‘s los factores psicológicos y sociológicos, junto con el rendimiento laboral eran claves para la contratación.

Al llegar al periodo en el que nos encontramos, la revolución digital, la búsqueda del talento se ha convertido en el principal objetivo. Y para ello, los procesos de selección, son cada vez más complejos y largos, puesto que los empleados son el principal activo de un negocio. 

Ante estos procesos de contratación, la llegada de la IA ha sido clave para simplificarlos y poder obtener mejores resultados, siendo esta tecnología de gran ayuda en las diversas etapas. De hecho, el 75% de los reclutadores considera que es fundamental en RR.HH.

Desventajas de la IA en RR.HH

A pesar de las numerosas ventajas de la IA en los procesos de selección, existen algunas desventajas que es necesario mencionar. Estas son las más destacadas.

Puede incrementar el desempleo

Utilizar la tecnología de la IA en determinadas fases del proceso puede suponer un incremento del desempleo en el área de RR.HH. A pesar de su impacto positivo en el trabajo y en la empresa, el uso de esta herramienta sustituye muchas de las tareas humanas, aunque no en su totalidad. 

Pero como en todos los sectores, al igual que provoca una disminución en algunos puestos de trabajos, en este caso relacionados con RR.HH, también ocasiona un incremento de empleo en otras áreas. 

Esto se demuestra en la subida en la demanda de ofertas de trabajo de inteligencia artificial, puesto que son necesarios especialistas en IA para implementar esta herramienta en los procesos de selección. Al fin y al cabo, es un humano quién introduce los datos y analiza la información recopilada.

IA sin valores ni sentimientos

Algunos aspectos en el proceso de reclutamiento solo pueden ser comprendidos por los sentimientos y percepciones de una mente humana. Aunque la evaluación de las habilidades y capacidades de un solicitante pueden ser examinadas por la IA, esta tecnología no es capaz de realizar un profundo análisis sobre la vida social, los valores morales u otros factores similares.

Hay candidatos que pueden tener una experiencia laboral atípica, pero que pueden ser más adecuados para el puesto gracias a su personalidad, intereses personales, ética laboral o carácter. Por lo tanto, el uso de la IA en este factor puede reducir la diversidad laboral en determinadas  ocasiones.

Lo que está claro es que, a pesar de algunas contras, automatizar el proceso de contratación ahorra tiempo y permite a los reclutadores de talento que se centren en otras tareas importantes. Usar la inteligencia artificial aplicada a la selección de personal es una tendencia cada vez más en aumento que, combinada con especialistas en talento y personas, será la forma más exitosa para captar los mejores profesionales.

Write A Comment

Share via
Copy link
Powered by Social Snap