Tendencias IT

IoT: en qué consiste y sus aplicaciones en la industria y en tu día a día

El 60% de la población mundial está conectada a Internet, y es que, sin duda, el siglo XXI es la era de la interconexión. La realidad es que son muchos los elementos cotidianos que están conectados a la red que afectan a nuestro día a día, desde las luces del hogar hasta sistemas de ciudades inteligentes. 

Es aquí dónde entra en juego el internet de las cosas (IoT), que está muy presente en la vida cotidiana y que ha llegado para quedarse. Su uso es extendido en todo tipo de sectores, desde agrícola, salud, domótica del hogar, logístico o el industrial. Pero, ¿en qué consiste el IoT exactamente? En Talent Hackers te contamos todas sus claves y cómo ayuda a mejorar la vida.

Internet of Things

¿Cómo funciona el IoT?

El Internet de las cosas (IoT), del inglés Internet of Things, es la conexión de elementos cotidianos con el Internet, desde objetos domésticos comunes, como los altavoces, hasta dispositivos médicos para el sector de la salud.

Estos objetos llevan incorporados sensores, software y otras tecnologías que tienen el objetivo de intercambiar datos con otros dispositivos por medio de la red. Estos datos son relevantes para los usuarios, ya que de estos datos pueden sacar conclusiones de los hábitos, preferencias o facilitar el día a día.

Tecnologías han hecho posible el IoT

La idea del Internet de las cosas existe desde hace tiempo, pero ha sido posible potenciar su aplicación en objetos cotidianos gracias al empleo de diversas tecnologías. Estas son algunas de las principales y lo que aporta cada una de ellas.

  • Big Data. Los datos que genera el IoT provienen de numerosos sensores diferentes y el Big Data permite tomar decisiones automáticas o guiadas por las personas con efecto de controlar y optimizar los servicios IoT. Por lo tanto, el aprendizaje automático y analítica es esencial para poder recopilar la información de forma más rápida y sencilla.
  • Inteligencia artificial. La IA es necesaria para poder gestionar la cantidad de objetos conectados y dar un sentido a los datos que se transmiten desde cada dispositivo. Las redes neuronales y la inteligencia de enjambre son algunos de los factores más innovadores que se combinan. Esta guía completa de libros sobre IA puede ayudarte a comprender mejor su uso en el IoT.
  • Cloud y Edge Computing. Las plataformas de informática en la nube permiten a las empresas y consumidores acceder a la infraestructura que necesitan. Esto hace posible que todos los dispositivos conectados para el funcionamiento del IoT se comuniquen sin intervención humana.

IoT a nivel empresarial

El IoT no tiene límites a nivel empresarial. Los negocios cuentan con el capital, el alcance y los recursos necesarios para implementar servicios de IoT a gran escala. El avance en el análisis de Big Data permite a los responsables tomar decisiones empresariales de gran valor y establecer un sistema que permita utilizar toda la información que proporciona. 

En la actualidad, ya está en uso en numerosos sectores, pero se prevé que mejorará aún más la eficiencia empresarial, facilitando nuevos modelos de negocios.

IoT en la logística y el transporte

La tecnología IoT lleva años usándose en sectores como la logística y transporte. Una de las primeras implementaciones fue etiquetar los contenedores de transporte con dispositivos de radiofrecuencia para que las empresas pudiesen hacer un seguimiento de los movimientos de dichos contenedores. 

Esto ha facilitado que los negocios puedan analizar la información de los envíos de manera instantánea en todos los tramos de la cadena.  

IoT industrial 

Enfocado a aumentar la eficiencia de procesos industriales con el empleo de sensores inteligentes y mecanismos de automatización para mejorar la eficiencia de procesos industriales.

Tiene el objetivo de mejorar la toma de decisiones en la gestión de activos de la empresa, para llevar un buen control operativo de las infraestructuras, maquinarias o equipamientos dentro de industrias.

IoT en la agricultura

En el sector de la agricultura, el IoT ha supuesto una gran revolución y ha mejorado las actividades del campo facilitándolas. Como, por ejemplo, el uso de sensores de humedad para obtener una información precisa para saber cuándo es el mejor momento de programar los riegos.

Y no solo eso, también permite el control de la maquinaria de riego que se puede activar automáticamente según los datos producidos por los sensores.

¿Qué industrias pueden beneficiarse del IoT?

Las empresas que pueden beneficiarse del IoT pertenecen a diversos sectores, puesto que el avance de esta tecnología es útil para distintos procesos. Estas son algunas de las industrias más destacadas:

  • Automotriz. Esta industria puede beneficiarse del IoT en numerosos aspectos, no solo en las líneas de producción, sino que también permite detectar fallos en los vehículos que están en funcionamiento, alertar al conductor o aportar información útil para la conducción.
  • Fabricación. El IoT es clave para la supervisión en la línea de producción, puesto que permite tener un mantenimiento adecuado de los equipos y maquinaria, ya que los sensores son capaces de detectar cualquier falla. Los fabricantes pueden verificar la precisión del equipo, reducir los costes operativos y mejorar la producción.
  • Sector público. En este sector las ventajas y usos del IoT son amplias. Permite usar aplicaciones para notificar a los usuarios en negocios como la luz o alcantarillado. Recopilan datos y avisan de algún imprevisto para hacer que los servicios públicos se recuperen de ellos de forma más rápida.
  • Atención sanitaria. El IoT tiene un gran potencial para transformar la sanidad, puesto que puede mejorar el método de recopilación de datos en los hospitales, clínicas y otros centros sanitarios. Mejora la atención al cliente, optimiza los procesos de desarrollo de nuevos servicios y conoce mejor las necesidades de los pacientes.

Beneficios del IoT a nivel particular

La tecnología del Internet de las cosas aporta numerosos beneficios a empresas de diversos sectores, pero también a nivel particular. Estos son los más destacados.

Facilidad de acceso a la información

El IoT proporciona datos relevantes sobre los dispositivos conectados. Esto permite tomar decisiones más acertadas y con una mayor probabilidad de éxito. La información está al alcance de cualquier persona.

Eficiencia y productividad

IoT permite disfrutar de una mejor eficiencia y productividad. El ejemplo más común es el uso de energía. Si no hay nadie en la habitación y se desea que se apaguen automáticamente, si los electrodomésticos se han quedado encendidos, que emitan un sonido o ver dónde se desperdició más energía.

Por otro lado, en la conducción también mejora la productividad, como comprobar las rutas que son más rápidas o en los aparatos de cocina inteligentes que ayudan con el ahorro de tiempo y la eficiencia energética.

Ahorro

Esta tecnología utilizada, tanto en los hogares como en las empresas, permite un ahorro de costes. Desde la factura de la luz, por ejemplo en los dispositivos como el aire acondicionado o la calefacción, puesto que se puede desconectar desde cualquier parte, hasta para reconocer si hay algún dispositivo que necesite arreglarse, evitando así su rotura total.

Algunos ejemplos a nivel usuario

El uso de la tecnología del Internet de las cosas está extendido a numerosos objetos cotidianos, no solo es útil a nivel empresarial, sino también a nivel usuario. 

Las bombillas, los altavoces o las persianas son algunos de los más conocidos para el interiorismo, pero existen muchos otros ejemplos integrados en diversos aspectos de la vida diaria. Estos son algunos de los más destacables.

Zapatillas Inteligentes

Las zapatillas también se han unido al “boom” del IoT. Numerosas empresas las han incorporado en sus diseños para diversos objetivos. Por ejemplo, las zapatillas deportivas inteligentes Gemini 2, transmiten información al dispositivo que se conecta, como la distancia recorrida o la frecuencia cardíaca. 

Por otro lado, también destaca el calzado de la empresa Pitillos, que incorpora un sistema con el que se puede dar mayor seguridad a los mayores y sus familiares, puesto que las caídas son la principal causa de muerte por accidente en personas de avanzada edad. Si hay un cambio de pisada extraño en el zapato, el sensor manda un sms al móvil del familiar o cuidador para poder asistirlo.

Sensores para el jardín 

Los amantes de la jardinería adoran los sensores para el jardín con tecnología IoT. Estos permiten monitorizar las plantas desde una aplicación en el móvil. Ayuda a controlar su salud, desde el nivel de humedad del suelo, la temperatura o hasta la velocidad del viento. 

Wearables para perros 

Los wearables para perros son una auténtica revolución en el mundo de las mascotas. Permiten a los dueños vigilar a sus animales, desde garantizar su seguridad hasta rastrear perros perdidos. 

Estos collares son capaces de registrar las constantes vitales, como el ritmo cardíaco, las calorías y el estado de actividad, para prevenir cualquier incidencia que pueda tener el animal.

Los botones inteligentes

Tan solo con tocar un botón es posible que sucedan todo tipo de cosas. Estos botones inteligentes con IoT se pueden instalar en el hogar u oficina para controlar otros dispositivos conectados. Estos permiten controlar de manera automática el aire acondicionado, las luces, persianas o la calificación. 

Formación necesaria para poder trabajar en el IoT

¿Sabías que en los últimos años las tecnologías del IoT han aumentado del 13% al 25%? Y lo mejor de todo es que se prevé que estas cifras sigan incrementando, tanto que un reciente estudio afirmó que se espera que en 2023 haya 43 mil millones de dispositivos IoT en uso. 

Por lo tanto, los profesionales en Internet de las cosas tienen un futuro laboral prometedor, puesto que la demanda de este perfil va a aumentar de forma considerable.

No es de extrañar que sean muchas las personas que quieran formarse y aprender sobre este sector, pero ¿qué hay que estudiar para trabajar en IoT? Es importante destacar que no hay reglas establecidas para poder entrar a este sector, pero se puede acceder por medio de diferentes carreras y es importante contar con determinadas habilidades. 

El análisis de datos es una de las habilidades esenciales y saber cómo trabajar con lenguajes orientados a estadísticas, así que si te preguntas con qué lenguaje de programación empezar, Python es uno de ellos. Y no tengas miedo de que sea demasiado tarde para aprender uno, estos consejos para aprender a programar después de los 40 son el impulso que necesitas si estás pensando en cambiar de área profesional.

Además, se requiere tener cierta creatividad, puesto que la interfaz de usuario es la que termina vendiendo el producto en el mercado. Esto quiere decir que se valora tener conocimientos sobre la interfaz de usuario para hacerla atractiva y fácil de usar.

Ahora ya conoces todas las claves sobre el Internet de las cosas, desde en qué consiste y cómo puede ayudar a mejorar el día a día.

Somos el equipo de Talent Hackers. Compartimos información, tendencias, artículos y guías del mundo IT y de reclutamiento.

Write A Comment

Share via
Copy link
Powered by Social Snap