Uncategorized

Talent Hackers: Así creamos la identidad de marca

La creación de la marca que nos define

A medida que Talent Hackers terminaba su prueba de concepto, necesitaba tener una identidad visual que reflejase en lo que se iba a convertir el producto y esa evolución es lo que os traigo hoy: el proceso de creación de su nueva imagen. Un producto con una identidad en consonancia a lo que quieren transmitir, una identidad consolidada y acorde a la era digital en la que opera Talent Hackers.

Presentación del símbolo de Talent Hackers

El punto de partida

El punto de partida del proceso fue el logotipo que se utilizó durante la prueba de concepto: un conjunto tipográfico que con normalidad estaba rodeado de explosiones de colores muy saturadas y que no guardaba relación con lo Talent Hackers es hoy.

Evolución del logotipo desde el utilizado en la prueba de concepto

La lectura de ese conjunto tipográfico se podía confundir fácilmente con una marca de gafas de sol o una tienda de ropa, no se relacionaba con el sector en el que se sitúa la empresa y no representaba el objetivo de Talent Hackers.

Un vistazo a la competencia

A partir de un detallado análisis de la identidad visual de la competencia, teniendo en cuenta la gama cromática en la que se mueven, la combinación de colores y el tipo de logo que usan, se sacaron varias conclusiones clave para lograr una diferenciación notable sin perder la relación con el sector.

Logotipos analizados de las empresas y la competencia del sector en el que opera TH organizados cromáticamente.

La información extraída destacaba combinaciones de símbolo y tipografía en dos tercios de los diseños analizados, un claro predominio del color azul en casi todos los diseños revisados (dejando en segundo lugar al verde y al rojo) y a menudo combinado con colores negros o grises. Esas conclusiones inclinaron la balanza para diseñar un imagotipo, una suma de logotipo e isotipo que funcionasen tanto juntos como separados, pudiendo aplicarlo así a todos los soportes.

Además de eso, también se eligió la paleta de colores en la que se movería Talent Hackers destacando un turquesa (#02AEA2) para los detalles y diferenciar la marca, acompañado de una escala de grises que parte del oscuro (#444242).

Primeros bocetos

En la primera reunión realizada para abordar el diseño salieron palabras como confianza, transparencia o humanidad. Se habló de un logotipo elegante, desenfadado y disruptivo, alejado de la anterior estética descuidada en la que no se apreciaba la profesionalidad ni la seriedad buscada en un producto digital como el suyo.

Se experimentó con formas orgánicas que se relacionasen con el ser humano, elementos que representasen la búsqueda y se trató de integrar la red de distribución nodal con la que funciona Talent Hackers.

Primeros bocetos usando el concepto de los nodos de distribución de Talent Hackers

Las palabras a destacar extraídas de la reunión de cara al diseño fueron versatilidad, dinamismo, especialización, actual, fresco, individual, humano y disruptivo. Recalcando la humanidad, la disrupción y la versatilidad. Se diferenciaron las palabras talent hackers mediante una variación en el grosor de la tipografía (negrita-regular) para facilitar la lectura, potenciar esa separación y darle más peso a la palabra talent.

Los vértices de los caracteres se redondearon para darle un toque más orgánico y se aportó parte del dinamismo y la disrupción a través de un leve giro de 15º de la letra “e”.

Composición tipográfica del logotipo, con el giro y las diferencias comentadas anteriormente.

Nuevos planteamientos

Una vez definida la base tipográfica nos dimos cuenta de que los isotipos o símbolos explorados anteriormente no tenían un factor memorable que se identificase con Talent Hackers y decidimos re-enfocar el diseño. Le dimos al pause, nos volvimos a sentar y salieron nuevos puntos clave sobre los que apoyarnos en la creación del símbolo.

Era momento de alejar del diseño esa red nodal o esa lupa con la que se jugó con anterioridad y tomar como referentes a gigantes digitales como Facebook o LinkedIn.

El isotipo tendría que construirse con las iniciales de Talent Hackers, la t y la h tendrían que construir un símbolo con todas las características definidas en la primera reunión.

Una vez examinadas las propuestas, se desarrolló un camino en el que la lectura de los caracteres era fácil, de una forma depurada y sobre todo: memorable. Partiendo de formas geométricas simples para su construcción, sin utilizar nada más allá que sumas, restas e intersecciones de línea y elipse.

Construcción del símbolo de Talent Hackers

Aplicado en el producto

Cuando se validó el diseño y el camino recorrido para llegar hasta aquí Talent Hackers tenía logotipo, funcionaba de forma independiente al símbolo creado y su identidad visual estaba definida:

Interfaz de la página web de Talent Hackers

¿Y ahora?

Utiliza nuestra plataforma para recomendar empleo a tus amigos: talenthackers.net

Write A Comment

Share via
Copy link
Powered by Social Snap